Fundación Linternita exige a Alcaldía de Mejía devolución de sus bienes muebles del Balneario Cachamaure

Fundación Linternita exige a Alcaldía de Mejía devolución de sus bienes muebles del Balneario Cachamaure

Integrantes de la Fundación Linternita hicieron presencia el viernes 20 de mayo en las instalaciones del Balneario Cachamaure para recoger sus pertenencias del referido centro turístico. Sin embargo, les fue negado el acceso al sitio, a pesar que el martes 17 del mes en curso solicitaran a la Alcaldía del municipio Mejía la asistencia del primer mandatario local Jordan Sifuentes.

Es preciso recordar que Sifuentes informó el pasado jueves 21 de abril que el balneario volvería a ser administrado por el Estado hasta que exista una Compañía Anónima que opere en el sitio. Igualmente, aseveró que no se ha emitido una orden de desalojo, y que mantenía conversaciones con la organización para llegar a un acuerdo, situación que aún no ha sido resuelta.

En esta oportunidad, Felix Núñez, director de la Fundación Linternita, expresó que «no me había presentado porque fui a operarme de la cadera. Lo único que quería era hablar con el alcalde para saber cuál es el motivo para que haya expropiado de esa forma el lugar».

De igual manera, Núñez resaltó que empezará un proceso legal por difamación en contra de Sifuentes. «Él tenía que hablar conmigo de líder a líder (…) Nosotros vamos a seguir llevando el caso a la suprema corte en Caracas. Ha dicho que yo lavo dinero, y necesito que me dé las pruebas», comentó.

Por otro lado, la doctora América Bracho, presidenta de Fundación Linterna, indicó que en Cachamaure aún quedan pertenencias de la organización. «Este cerco fue donado para la institución. Los techos que se repararon, las puertas y rejas se hicieron en nuestro de taller de carpintería y herrería (…) Si a usted lo desalojan de un lugar tiene derecho a llevarse sus cosas, y si hay un empresario que va a tomar esto, debería tener los recursos para adquirir sus propios bienes», recalcó.

Lea también: Cumaneses tomarán medidas para que mejore el suministro de agua en sus comunidades

Carlos Villarroel, funcionario nacional en materia de derechos humanos, explicó que llevaron la denuncia ante la doctora Blanca Eekhout, diputada a la Asamblea Nacional.

«La funcionaria Eekhout me dijo que vinieramos a solicitar los bienes muebles, sin embargo, cómo retiramos algo que ellos permiten por escrito, pero cuando llegamos al portón no nos dejas entrar (…) En la misma Asamblea Nacional, después que Blanca vio todos los resultados de la denuncia, los argumentos y pruebas, lo enviaron para la comisión que tiene que ver con los actos fascistas. Nuestra fundación tendrá un derecho de palabra a cargo de la doctora América Bracho», subrayó Villarroel.

Foto: Azulejo Digital

Respuesta de la Alcaldía

En otro orden de ideas, pese a la no asistencia del burgomaestre, miembros del equipo de trabajo de la Alcaldía se presentaron en las instalaciones del balneario, entre ellos Yamile Núñez, síndico procurador del municipio Mejía, quien afirmó que nadie ha desalojado a la fundación, y que sus bienes ya fueron retirados del lugar.

Asimismo, aseguró que sí recibieron el oficio enviado por la organización.

«Nadie los ha sacado, ellos solos se fueron, lo único que íbamos a trabajar paralelamente mientras se hacía la concesión. Todas sus pertenencias fueron entregados, pero las cosas como el portón, el cerco perimetral y el sistema eléctrico deben demostrarlo ante un tribunal, y mediante de él, venir por ellos», agregó Núñez.

Ricardo Serrano, director general de la alcaldía, mencionó que la fundación El Niño Mejiense, en conjunto con trabajadores del pueblo, se encontraban realizando una actividad recreativa este viernes 20 de mayo, la cual ya estaba en agenda, y no tiene ningún tipo de relación con el encuentro de la organización Linternita.

Por su parte, Luisa Serrano, habitante de la comunidad La Ensenada, comentó que ahora apoya el proyecto del ayuntamiento.

«Cuando ellos entraron encontraron un cerco perimetral, y dónde está, si él quiere retirar el suyo, que nos devuelva el nuestro (…) No hay dudas que la fundación hizo aportes en el balneario, pero de qué te sirve si ahora te vas y te quieres llevar todo, es decir, que en cinco años este complejo turístico no ganó nada, solo viene gente a explotarlo», agregó Serrano.

Foto: Azulejo Digital

Por Génesis Ysasis

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *