El Teletrabajo como plan alternativo en tiempos de pandemia

El Teletrabajo como plan alternativo en tiempos de pandemia

El teletrabajo es una modalidad que ha estado presente en el mundo desde hace varios años y en algunos países se ha implementado eficazmente, dando muy buenos resultados tanto para las organizaciones en el factor económico como para los trabajadores en el mejoramiento de su calidad de vida.

Con la situación actual provocada por la pandemia del Covid-19 se ha comenzado a utilizar el teletrabajo en el mundo, y Venezuela no escapa a tal hecho. La crisis del coronavirus ha confinado a millones de personas en sus casas, lo cual ha hecho que muchos la descubran por primera vez

Hablando un poco de historia, durante la década de 1970, en plena crisis petrolera en Estados Unidos, el físico e ingeniero Jack Nilles conocido como el Padre del Teletrabajo, comenzó a pensar en la forma de optimizar los recursos no renovables. No solo por su cantidad limitada, sino también por la contaminación derivada, las aglomeraciones y los problemas de movilidad. Para optimizar estos recursos, su idea fue «llevar el trabajo al trabajador» en lugar de hacerlo al revés.

Nilles implementó el modelo de teletrabajo en la aseguradora en la que trabajaba en el año 1973.  Su idea consistía en conectar los teclados y pantallas de sus compañeros a estaciones remotas cercanas a la sede de la empresa. De esta forma, cada empleado podía realizar su trabajo como si estuviera allí, pero sin estarlo. Pero a esas alturas de la historia, el desarrollo de la tecnología no estaba lo suficientemente avanzado para que el teletrabajo pudiera ser implementado masivamente.

Aunque la idea del teletrabajo surgió hace 50 años aproximadamente durante la crisis petrolera, ha sido en los últimos años, con el  boom de las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC), cuando realmente ha empezado a implementarse de una forma más continua en todos los sectores.

Según la OIT (Organización Internacional del Trabajo), el teletrabajo es una forma de trabajo que se realiza a distancia, es decir, en una ubicación alejada de una oficina central o de las instalaciones de producción, con la ayuda de las TIC (Tecnologías de Información y la Comunicación) que facilitan al mismo tiempo la separación física y la comunidad.

El desarrollo de las TIC durante los últimos años ha sido primordial para que el Teletrabajo se convierta en una opción perfectamente viable tanto para las empresas como para los empleados. El mismo se puede clasificar en domiciliario donde toda la jornada laboral se realiza en casa, móvil se realiza de distintos sitios fuera de la oficina por lo itinerante de su trabajo y en Telecentro, realizados fuera de la oficina central realizando toda o parte de la jornada laboral en centros habilitados por equipos informáticos.

Dentro de los aspectos importantes del teletrabajo están las ventajas y desventajas que tiene esta modalidad. Entre sus ventajas tenemos:

_ Flexibilidad: Tanto para la empresa como para el empleado, el cual podrá tener mayores beneficios a nivel personal y familiar, ser más autónomo e independiente.

_ Ahorro: En la empresa relacionado a infraestructura, no solo en espacio físico sino en gastos como energía, agua, etc. Y el trabajador en lo referente al desplazamiento al área de trabajo.

_ Productividad: Influye positivamente en el bienestar de los empleados estando más motivados y felices, beneficiando a la organización ya que esta aumenta.

_ Integración: Abre las puertas a un amplio abanico de perfiles que en otras circunstancias, ya sea por situaciones personales, discapacidades o dificultad de movilidad geográfica, no podrían incorporarse a un puesto de trabajo en la organización.

_ Captación de talento: Es una medida que puede ayudar a traer talento a la empresa, ofrecer está posibilidad puede ser ventajoso frente a otras ofertas que pueda tener el candidato.

_ Reducción del absentismo laboral.

_ Evita el contagio de determinadas enfermedades en el centro de trabajo.

No todo es beneficioso con el Teletrabajo por lo cual entre sus desventajas tenemos:

 _ A veces no es fácil desconectar, por lo que se recomienda tener un espacio dentro de la casa para el trabajo como una mini oficina y establecer horarios.

_ Sedentarismo que puede conllevar a problemas de salud.

_ Menos identificación por la empresa, al trabajador lejos de la organización puede sentirse ajeno a la misma, con menos sentimientos de pertenencia.

_ Se dispone de menos información de la empresa lo cual conlleva a menos colaboración con los compañeros.

_ Conflictos familiares por si hay mucho trabajo o tensión laboral.

_ Aumentan gastos para el trabajador, en relación a consumo eléctrico y de calefacción o aire acondicionado.

Debido a la nueva implementación del teletrabajo, es importante tener en cuenta que no hay regulación expresa en el ordenamiento jurídico. La única forma de trabajo parecida que está regulada en la LOTTT es la de los trabajadores a domicilio, establecido en el artículo 209.

Por tanto, los trabajadores continuarán devengando los beneficios laborales previstos en la ley, los mismos antes de la implementación de esa modalidad siempre y cuando su desempeño también se mantenga.

Tomando en cuenta lo anteriormente expuesto, es evidente que el mundo está cambiando constantemente y el hombre debe estar en un continuo aprendizaje y adaptación; de igual manera debería aumentar el número de empresas en implementar esta modalidad del teletrabajo para así prepararse para la nueva era del trabajo. Día a día la tecnología nos enseña que desde cualquier lugar podemos acceder a una información, comunicarnos, adquirir un producto o servicio, estudiar, es mucho lo que podemos obtener de la tecnología en la actualidad, que no es lejano pensar  que así será la contratación del futuro y más ahora por la presencia de la pandemia que hoy en día nos está acechando.

En tiempo de Covid-19 solo queda la creatividad, las ganas de trabajar y el entusiasmo de seguir adelante con la empresa y el emprendimiento. Lo más importante en el teletrabajo es el compromiso de ambas partes de darle la oportunidad a este tipo de esquemas, fijando las reglas claras y cumpliéndolas a cabalidad.

Dra. Mariángel Meneses

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *