Costas sucrenses resaltan como zonas marítimas con mayor índice delictivo

Costas sucrenses resaltan como zonas marítimas con mayor índice delictivo

La Organización Nacional de Salvamento y Seguridad Marítima de los Espacios Acuáticos de Venezuela (ONSA) indicó que los mares orientales presentan un alto índice de inseguridad y riesgo para los navegantes, resaltando entre ellos a las costas sucrenses.

Los alrededores de Carúpano, el trayecto entre el oriente de Margarita y el delta del Orinoco, destacan entre las demarcaciones más afectadas.

Según reportan, en estas áreas marítimas constantemente toman parte delitos como el narcotráfico, piratería y la trata de personas, que representan un peligro potencial para cualquier tripulación que circule cerca de ellas.

Lea también: Ciudadanos de Cumaná denuncian un aumento del pasaje urbano no autorizado

Luis Inciarte, vocero del ente, recomendó a los viajeros que eviten transitar en estos espacios, en pro de resguardar su seguridad.

 

Situación en Paria

De acuerdo a lo comunicado, las inmediaciones de Paria constituyen el territorio que más alarma a la organización.

Afirman que éstas, ubicadas en el estado Sucre, han sido «tomadas por la delincuencia organizada y la piratería».

Asimismo, la consideran «una zona fuera de control» que requiere de la asignación de buques de la Armada para poder establecer una ruta segura.

 

El caso de Tabares

Cabe destacar que el trayecto de Carúpano, mencionado por la ONSA, fue donde ocurrió el secuestro y tortura de Fabio Tabares el pasado 15 de septiembre.

El caso se registró frente a los márgenes de Carúpano, en el municipio Bermúdez del estado Sucre.

El suceso destapó una situación que los pescadores han denunciado, y es que las aguas orientales están dominadas por grupos armados.

Tabares, tripulante del velero Klinker, fue interceptado por cuatro embarcaciones que sumaron 40 hombres armados con fusiles de asalto AK 47 y AR 15.

Este fue llevado hasta una fosa común con restos humanos, y liberado sólo bajo la condición de pagar 100.000$.

Aún se desconoce si el hombre canceló o no el monto.

Por otro lado, sigue sin confirmarse la sospecha de que en el hoyo se encuentran los restos de las personas desaparecidas en naufragios ocurridos entre 2019 y 2020 en el sector.

 

Acciones de las autoridades

La ONSA resalta que desde hace alrededor de 10 años se instaló la presencia de grupos organizados en dicha región. Posterior a ello, no se ha tenido registro controlado de la cantidad de ataques que allí ocurren, debido a la falta de acción por parte de las autoridades de seguridad venezolanas.

Inciarte instó a los entes competentes a actuar para poder hallar soluciones en vista de esta problemática. «Se necesita una infantería completa para limpiar la zona», dijo.

 

Atacantes y víctimas

La organización detalló que los grupos delictivos están conformados por venezolanos, que atacan mayormente las embarcaciones que salen desde Venezuela hacia Trinidad.

El portavoz explicó además que las tripulaciones atacadas son aquellas que emigran de manera ilegal, transportan pasajeros a comprar mercancía a Trinidad, o simplemente navegan cerca de estas costas.

 

Por El Pitazo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *